Fecha: 2002-09-02

Días de descanso remunerado

Abstract

Todos los trabajadores, tanto del sector público como privado, tienen derecho al descanso remunerado en los siguientes días de fiesta de carácter civil o religioso: 1º de enero, 6 de enero, 1º de mayo, Ascensión del Señor, 29 de junio, 20 de julio, 7 de agosto, 15 de agosto, 12 de octubre, 11 de noviembre, 8 de diciembre, 25 de diciembre, además de los Jueves y Viernes Santos.

De qué se trata

La reducción de los días de descanso se constituye en un alivio para los diferentes sectores económicos, toda vez que su productividad se incrementaría y disminuiría los costos de su actividad, en términos de obligaciones laborales, y el desgaste que implica la reiniciación de sus trabajos.

Cómo lo afecta a usted

Una de las motivaciones de este proyecto de ley es, precisamente, incentivar los diferentes niveles de actividad económica. A mayor actividad económica, mayor oportunidades de trabajo y estabilidad. Además, la continuidad en las labores hace parte de su compromiso con la reactivación de la economía en un país que se esfuerza por alcanzar sus metas en crecimiento.

En cuanto a los derechos de los trabajadores, lo recursos provenientes del ahorro generado por los efectos de este proyecto, deberán ser destinados a un fondo de empleados, el cual, a partir del consenso de los trabajadores, se destinará para lo que consideren pertinente.

Además de los sobrecostos y la carga prestacional para el Estado, hablamos también de su funcionamiento, toda vez que los días de descanso supone la interrupción de labores a nivel ejecutivo, legislativo y judicial. Este cese de actividades afecta las relaciones del ciudadano y el Estado, como en el caso de los trámites que éstos últimos deben adelantar ante los diferentes organismos y entidades.

Todos los derechos reservados por Armando Benedetti 2016 - Diseño y Desarrollo por System Makers